Una práctica marista, heredada de nuestro Fundador, Marcelino Champagnat, es iniciar y terminar el día con el canto o rezo de "La Salve". (Aquí una en latín, como la cantábamos hace ya muchos años).

En la Iglesia católica, y por ende, en el Instituto Marista, al inicio de actos muy importantes se canta el "Veni Creator Spiritus" (Ven Espíritu Creador). Como ven, el latín aún se usa...


Dos breves biografía de Marcelino Champagnat